La IGP indica el vínculo con el territorio en, al menos, una de las fases de producción, transformación o elaboración. Entre los requisitos más destacables para obtener la IGP están que al menos el 85% de las uvas procedan exclusivamente de la zona geográfica, así como su elaboración, que también debe ser en esa zona. Te presentamos a Lazarillo, nuestro mejor representante.

Mostrando todos los resultados (2)

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar el servicio ofrecido y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de privacidad y cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar